Joy Division

Llegué a Joy Division por culpa de la versión de Shadowplay de The Killers, esa canción tenía algo distinto a lo que ellos hacían, busqué un poco más y descubrí que no era suya. Después escuché la original de Joy Division y entonces me atrapó con esa simple pero potente línea de bajo.

Escuché más canciones suyas, She’s Lost Control, Transmission, Love Will Tear Us Apart, cada una me gustaba más que la anterior, y al ver a la banda, ves a Ian Curtis, el cantante, una figura entregada a la causa, bailando de esa forma única, espasmódica, tan acorde a la música que hacen, no lo puedes evitar, necesitas conocer mas.

Buscando mas música de la banda, vi que solo tenían dos discos, una pena. Cuanto mas sabía de ellos, más me atrapaba, pero si Joy Division era la banda anterior de New Order, los de Blue Monday y Bizarre Love Triangle, ¿Cómo podía no haber descubierto esto antes? Sigo leyendo y descubro, porque sólo había dos discos, porqué pasaron a ser New Order, por el suicidio de su cantante, Ian Curtis con 23 años. Entonces es cuando empiezas a querer saber mas sobre Ian Curtis, sobre como se formó la banda, todo sobre ellos.

          “When Mott the Hoople’s “All the Young Dudes” hit the charts, Ian began to use the lyrics as his creed. He would choose certain songs and lyrics such as “Speed child, don’t wanna stay alive when you’re twenty-five”, or David Bowie’s “Rock and Roll Suicide”, and be carried away with the romantic magic of an early death. He idolized people like Jim Morrison who died at their peak. This was the first indication anyone had that he was becoming fastinated with the idea of not living beyond his early twenties, and the start of the glitter and glamour period in his life”

Touching from a Distance

Una buena forma de conocer a Joy Division y su legado, es a través de la multitud de películas y libros, que se han escrito sobre la figura de Ian Curtis, en “Más allá de Joy Division“, hago un repaso a los más importantes para Processed Beats.

Volviendo a su música, Joy Division es un grupo que te atrapa, por un lado, en esa atmósfera oscura y por otro, con la intensidad y la fuerza de las reminiscencias punk, que permanecen en su sonido, desde sus inicios como Warsaw. Gran culpa de que esa atmósfera, se sienta mas oscura aún, es de Martin Hannett, productor de Joy Division, que incluyó sonidos como el de un ascensor y demás locuras geniales, que le dan más sentido a la música.

Canciones geniales que pueden parecer contemporáneas, y ésa es una de sus mayores virtudes, que aún siendo canciones con mas de tres décadas de antigüedad, podrían pasar por canciones de reciente creación. Y que representan el renacer de una ciudad, de un estilo musical, que ha influido a gran parte de los grupos actuales.

“I exist on the best terms I can”

Anuncios