Sólo hay dos cosas infinitas…

Como decía Einstein: “Sólo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y no estoy tan seguro de la primera”.

¿Por qué el ser humano es estúpido? Pues por la sencilla razón de que podemos serlo, de todos los seres vivos, de todos los animales, los humanos, somos los únicos con la capacidad de poder ser inteligentes, lo que nos convierte también en los únicos capaces de ser estúpidos.

Y es de esa capacidad de ser inteligentes de donde viene esa manía que tenemos los humanos en plantearnos problemas vitales como qué ocurre cuando uno se muere, y sí, somos tan estúpidos que, después de convivir con la muerte tanto tiempo, viéndolo en los animales, y en otros humanos, hemos preferido engañarnos con la existencia del alma, el cielo y el infierno, la reencarnación y demás.

Aunque precisamente debe ser eso lo que nos ayuda a seguir viviendo en sociedad, lo que nos motiva a creer en el sistema, creer que tu vida va a servir para algo y que de alguna manera has sido útil, sino porque ibas a madrugar para trabajar, pudiendo coger lo que necesites de los demás, total, si todos vamos a morir algún día, si no hay vida después de la muerte, porque voy a complicarme la existencia… por eso es necesario pensar que hay algo mas, que se puede hacer algo mas.

Fuente de la imagen Control – Alter – Delete

De algún modo lo que búscamos es la forma de ser inmortales, de vivir para siempre, pero la única forma de ser inmortal, es formar parte de la historia y eso solo se consigue si eres muy bueno y cambias el mundo para bien, o si eres muy malo y lo cambias para mal.

Todo esto me ha recordado la escena con la que empieza el biopic de Ian Curtis: Control.

“Existence. Well, what does it matter, I exist on the best terms I can.”

Pero no nos engañemos, por muy inteligentes que podamos llegar a ser, somos los animales mas estúpidos, y no por pensar eso, sino porque somos los únicos que podemos serlo.

“Y rezamos, para no volver jamás”

Anuncios