Resaca olímpica: así me imagino la ceremonia de Madrid

Si comparamos lo que fue ayer la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Londres con lo que podía haber sido en Madrid, el fiasco musical y cultural puede ser enorme.

Nuestro Danny Boyle sería Pedro Almodóvar, de reconocido prestigio, y dudoso estilo.

El inicio sería distinto, en vez de empezar en la campiña inglesa y pasar a la revolución industrial, aquí tendríamos que buscar en el glorioso pasado con Colon como estandarte, y el descubrimiento de América, como mayor logro, porque si buscamos en la historia reciente nos llevaríamos otro fiasco, con la Guerra Civil y la dictadura de Franco, por ahí tendríamos que pasar de puntillas, y reivindicar los derechos humanos, eso lo podría hacer bien Pedro.

Llegamos al momento, de la ceremonia sin historia, el rey llegando en helicóptero con el detective Torrente, y nuestro Beckham, Guti, conduciendo la lancha con la antorcha olímpica, por el Manzanares.

Mas tarde, ya en el estadio, el repaso a nuestra literatura, tendría un claro protagonista, Las aventuras de Don Quijote de la Mancha, que para eso es Almodóvar, manchego. Esta parte podría dar mucho juego, con momento lucha con los molinos y demás aventuras del hidalgo.

La familia española llega a su casa, que no es suya, que es del banco, la madre está haciendo la cena, el padre viendo la tele, series como: Compañeros, Médico de familia, Al salir de clase, Los serrano, Farmacia de guardia, Cuéntame (que salio en Londres), un guiño a otros países con Friends o Frasier. Con suerte y siendo manchego, en algún momento podrian aparecer los chanantes. Tengo la esperanza.

En el repaso al cine, empezaria con Buñuel, y pasaria por Marisol, Esteso y Pajares, Alfredo Landa, el momento de Penelope gritando Pedro en los Oscar, escenas de los Otros, y para terminar Torrente.

Así, hasta llegar al momento que mayor golpe nos llevaríamos si lo comparamos con Londres, la música, el repaso histórico a nuestra cultura musical.

Tratándose de Almodóvar, el grueso del repaso se lo llevaría “la movida madrileña”, con Alaska y Nacha Pop, un breve repaso por el rock nacional, con Extremoduro, Platero y tu, Marea, Estopa, Sabina y Rosendo, el movimiento cultural y musical que supuso “la ruta del Bakalao” con Chimo Bayo, Paco Pil, como si fueran los New Order y Happy Mondays españoles. (Risas)

El pop nacional con Mecano, Los Secretos, El Canto del Loco, La Oreja de Van Gogh, Los Piratas (de estos intuyo que poco), con suerte una de Los Planetas, que lo dudo.

Y para terminar, el último éxito de masas de la cultura española, un dúo de Paquirrin y Juan Magan. Saltándose el Indie o el Hip Hop, seguramente.

Foto extraída del blog de Rober Bodegas.

Y llegamos al momento del desfile de las delegaciones, aquí el repaso musical seguiría la misma linea, con exitos veraniegos mezclados con pop comercial, hasta llegar al momento cumbre español, en vez de terminar como la delegacion de Gran Bretaña al son de Heroes de David Bowie, aquí saldrían los de España al son del ¡Viva España! de Manolo Escobar, y haciendo jaleo, como ayer.

Para el encendido del Pebetero, lo hubiésemos tenido fácil, de deportistas que triunfan ahora estamos sobrados, aunque reivindicar la figura de Miguel Indurain o alguna que otra vieja gloria del deporte español estaría bien.

El cierre de la gala lo veo con Serrat y Sabina, cantando Mediterraneo, en vez del Hey Jude, no estaría mal del todo, aunque los Arctic Monkeys versionando a los Beatles, deberían ser los Lori Meyers versionando a Los Planetas. Eso ya sería mucho pedir.

Mientras tanto, si eres de los que llegan a este post con los nervios a flor de piel, por si al final hoy nos dan los Juegos Olímpicos de Madrid 2020, echáte unas risas con estos fotomontajes que han recopilado en el Huffington Post.

 

“Y que nadie nos recuerde nunca más”

Anuncios